Entretenimiento

Doral News. Noticias del Doral. | Hacinamiento

No filter: A social media star wakes Indonesia up to the harsh realities of Covid-19

Como concepto y como práctica, el distanciamiento físico se basa en un ideal de individuo-ciudadano que goza de condiciones óptimas de vida, incluyendo el acceso a un trabajo digno, a vivienda adecuada y a servicios públicos. En esta época de reglas de encierro y de separación corporal, es oportuno recordar que es más bien su antinomia, el hacinamiento, un rasgo común de la mayoría de los seres humanos hoy en día. Precisamente, al hablar de distanciamiento físico salen a flote desigualdades e injusticias que están arraigadas en las estructuras espaciales, políticas, sociales y económicas que se observan alrededor del mundo

Como concepto y como práctica, el distanciamiento físico se basa en un ideal de individuo-ciudadano que goza de condiciones óptimas de vida, incluyendo el acceso a un trabajo digno, a vivienda adecuada y a servicios públicos. En esta época de reglas de encierro y de separación corporal, es oportuno recordar que es más bien su antinomia, el hacinamiento, un rasgo común de la mayoría de los seres humanos hoy en día. Precisamente, al hablar de distanciamiento físico salen a flote desigualdades e injusticias que están arraigadas en las estructuras espaciales, políticas, sociales y económicas que se observan alrededor del mundo.

Una imagen que me viene a la mente al pensar en este problema es del clásico La batalla de Argel (1966), cuya representación de los sectores francés y argelino de la capital muestra que el dominio y la construcción binaria del espacio están en la raíz del colonialismo. Mientras que la “ciudad luz” de los colonizadores es espaciosa, resplandeciente, segura y civilizada, la “casbah”, donde residen los colonizados, es encerrada, oscura, violenta y primitiva. Podría decirse que las condiciones infrahumanas que padecen los dos millones de habitantes palestinos en Gaza en su “cárcel” de 365 km2, refleja la prórroga de esta lógica colonial en la actualidad.

Muchas ciudades también son notorias por su sobrepoblación, ya que son imanes de migración por trabajo, estudio, salud, refugio de la violencia y otros. Mientras que la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas, se estima que para 2050 esa cifra aumentará a dos tercios. Además del deterioro ambiental y el colapso de servicios públicos, la densidad poblacional va de la mano de la pobreza y la miseria. ¿Cómo dimensionar, por ejemplo, los efectos de un confinamiento de 21 días en la India, en especial en urbes hacinadas como Mumbai, muchos de cuyos 23 millones de residentes enfrentan el doble riesgo de contagio o de morirse de hambre?

En incontables barrios marginales, desde Soweto hasta Río de Janeiro, San Francisco y más allá, los hogares (cuando los hay) son por regla generalmente multigeneracionales y multifamiliares. Además de concentrar numerosas personas en espacios muy pequeños, lo cual hace risible la idea del distanciamiento físico, en contextos de falta de agua, electricidad o alcantarillado, escasez alimenticia o violencia intrafamiliar, el encierro se puede convertir también en violación de derechos humanos básicos. Ni hablar del patrón de saturación que se observa en el sistema carcelario global, especialmente en África, América Latina y Asia, así como en otras instituciones que concentran sectores sociales que pueden considerarse “desechables”, como los ancianatos, las clínicas de salud mental, los centros de detención de migrantes o los albergues de refugiados.

En las circunstancias descritas, el hacinamiento es la norma cotidiana y el distanciamiento físico una práctica (casi de lujo) que solamente algunas pocas personas pueden ejercer. Dado que este puede tornarse un hábito planetario obligado a futuro, urge considerar de manera más sistemática de qué manera el poder, la desigualdad, el privilegio y la justicia se manifiestan en distintas formas humanas de ocupar el espacio.

912272

2020-03-31T21:00:00-05:00

column

2020-03-31T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Hacinamiento

12

3368

3380