Política

Novak Djokovic es “el mejor jugador de la historia del tenis masculino”, pero deja un legado “complicado” fuera de las canchas

¿Listo para reembolso? IRS anuncia cuándo empezará a recibir declaraciones de impuesto del 2021

La semana pasada, una multitud se reunió frente al Park Hotel de Melbourne para protestar contra la residencia de Djokovic en esa ciudad, mientras que se escucharon cánticos de apoyo frente a la oficina de sus abogados después de que se le autorizara a permanecer en Australia

(CNN) — Incluso para los estándares de la accidentada carrera tenística de Novak Djokovic –repleta de trofeos y actuaciones asombrosas, pero también salpicada de polémica–, las circunstancias previas al Abierto de Australia de este año han sido extraordinarias.

“Veo la vida como una gran curva de aprendizaje”, dijo Djokovic en una entrevista a la CNN el año pasado, “y siento que a lo largo de los años he aprendido a recuperarme”. Esa capacidad de recuperación se pondrá a prueba en los próximos días, cuando el número 1 del mundo se prepare para defender su título del Abierto de Australia tras un turbulento comienzo de año.

Al llegar a Australia sin vacunar, pero con una exención médica para competir tras dar positivo en la prueba de covid-19 el 16 de diciembre, Djokovic pasó sus primeros cinco días en un centro de detención en Melbourne, ya que montó un recurso legal contra la revocación de su visado.

Novak Djokovic confirmado como clasificado No. 1 para el Abierto de Australia Después de que sus abogados argumentaran con éxito que Djokovic había “marcado absolutamente todas las casillas” para la exención de la vacuna con su reciente infección por covid, dijo que su objetivo sigue siendo competir en el Abierto de Australia.

Si el serbio de 34 años triunfa en el torneo de este año, que ganó en nueve ocasiones anteriores, superaría a Rafael Nadal y Roger Federer en la lista de todos los tiempos con 21 títulos de Grand Slam.

publicidad Gas pimienta y protestas: la salida de Djokovic del hotel 2:21 Podría decirse que sería la coronación de la carrera de Djokovic, que ya batió todos los récords, el momento en que se consolida como el mejor jugador de la historia del tenis masculino.

“Hablando estrictamente de resultados, Novak Djokovic es el mejor jugador de la historia del tenis profesional masculino”, dijo el periodista Ben Rothenberg .

“Está empatado con Federer y Nadal en el mayor número de títulos de Grand Slam, pero Djokovic domina prácticamente todas las categorías imaginables de desempate: la mayor cantidad de semanas en el puesto número 1, un récord de victorias contra los otros dos, haber ganado todos los Grand Slam y los Masters 1000 al menos dos veces (nadie más los ha ganado todos una vez, incluso)”.

Djokovic es un contragolpeador con un gran servicio, un atleta extraordinariamente flexible, y aunque probablemente no sea una elección popular para el jugador más estilísticamente agradable de la historia, cuando se trata de quién es el más efectivo y dominante en la cancha durante el mayor período de tiempo, él es tu hombre”, afirma.

El fenomenal historial de Djokovic en el Abierto de Australia, que incluye haber ganado el título cinco veces en los últimos siete años, le convierte en el favorito de cara al torneo de este año, incluso teniendo en cuenta su etapa de detención.

Nadal intensificó su regreso de la lesión la semana pasada al ganar el 89º título de su carrera en el torneo Set 1 de verano de Melbourne, mientras que Daniil Medvedev, que venció a Djokovic en la final del US Open del año pasado, Alexander Zverev y Stefanos Tsitsipas también serán aspirantes al título.

Novak es Serbia, y Serbia es Novak Pero pocos apostarían en contra de Djokovic, que recibió el apoyo de sus fans, tanto en Melbourne como en su Serbia natal, durante el transcurso de su saga de visados.

La semana pasada, una multitud se reunió frente al Park Hotel de Melbourne para protestar contra la residencia de Djokovic en esa ciudad, mientras que se escucharon cánticos de apoyo frente a la oficina de sus abogados después de que se le autorizara a permanecer en Australia.

Hubo escenas similares frente a la Asamblea Nacional de Serbia en Belgrado, donde la estrella del tenis fue aclamada como héroe nacional por su familia.

“Lo tienen cautivo. Nuestro Novak, nuestro orgullo”, dijo el padre de Djokovic, Srdjan, en apoyo de su hijo la semana pasada. “Novak es Serbia, y Serbia es Novak… Pisotean a Novak, y así pisotean a Serbia y al pueblo serbio”.

A pesar del ardiente apoyo de su afición, Djokovic sigue siendo una figura controvertida, dentro y fuera de la comunidad tenística.

Novak Djokovic dice que quiere jugar el Abierto de Australia, tras fallo a favor sobre su visa Ha hablado de su oposición a las vacunas obligatorias, y la decisión de concederle una exención médica para el Abierto de Australia fue recibida con críticas. Stephen Parnis, uno de los prominentes médicos de urgencias de la ciudad, dijo que enviaba “un mensaje espantoso al público”.

“No soy un experto, por supuesto, y no voy a hablar de cuáles son los pros y los contras de vacunarse”, dijo Djokovic a CNN en agosto, “pero soy partidario de la libertad de elección”. Y añadió: “Realmente creo que hay que dejar que el jugador tome una decisión”.

“No sabemos lo que nos depara el futuro. No creo que ninguna industria sepa realmente lo que le depara el futuro”.

“Vamos a asegurarnos de reunir toda la información experta posible sobre este tema y trabajar con los jugadores para proporcionarles toda la información necesaria para que puedan tomar una decisión consciente”.

Mientras tanto, también se han planteado preguntas sobre las acciones de Djokovic después de su prueba positiva de covid el mes pasado.

Análisis: el máximo culpable por la situación de Djokovic 1:28 En una declaración jurada publicada por el Tribunal de Circuito Federal de Australia este lunes, Djokovic dijo que sabía del resultado positivo el 16 de diciembre, pero que fue fotografiado sin mascarilla en eventos durante los dos días siguientes.

Cuando se le preguntó a su familia si Djokovic había asistido a un evento el 17 de diciembre, su hermano Djordje no respondió y dio por concluida rápidamente la conferencia de prensa.

“Todavía tengo mis miedos, mis inseguridades”, dice Djokovic No es la primera vez que se cuestiona la actuación de Djokovic durante la pandemia.

En junio de 2020, su evento de exhibición del Adria Tour fue cancelado después de que diera positivo por covid-19 junto a su esposa, otros tres jugadores, tres entrenadores y la esposa embarazada de un jugador.

A diferencia de otros torneos de tenis celebrados en esa época, el distanciamiento social era limitado en el Adria Tour, que se jugaba en estadios abarrotados con jugadores que se abrazaban y chocaban los cinco.

“Lamento profundamente que nuestro torneo haya causado daño”, dijo Djokovic tras su positivo, añadiendo que el evento benéfico fue organizado “con un corazón puro y sinceras intenciones”.

Nueve meses antes del Adria Tour, Djokovic se metió en un lío al ser expulsado del US Open por golpear a un juez de línea con una pelota. Volvió a pedir disculpas y dijo que se había quedado “triste y vacío” por la situación.

El caso Novak Djokovic en Australia: ¿cómo llegamos a esta polémica? En una entrevista concedida a CNN el año pasado, Djokovic reflexionó sobre las lecciones aprendidas.

“Sigo siendo un ser humano como todos los demás, sigo teniendo mis miedos, mis inseguridades, sigo cometiendo errores y equivocaciones”, dijo. “El tenis es como mi campo de aprendizaje. Mis emociones más fuertes y hermosas afloran allí, pero todas mis peores emociones afloran allí”.

Durante el Open de Australia de este año y más allá, es probable que la postura de Djokovic sobre las vacunas siga siendo objeto de escrutinio. Según el ATP Tour, es uno de los tres jugadores no vacunados del ranking 100.

“El legado de Djokovic es muy complicado y cada vez lo es más”, dijo Rothenberg.

“A pesar de toda su profesionalidad y su generosidad (es genial con las organizaciones benéficas y en las interacciones con sus fans), su juicio a menudo le mete en problemas, a menudo le desvía… hacia ideas marginales, como su reciente compromiso antivacunas”.

“Gran parte del tenis tiene que ver con las personalidades y la gracia dentro y fuera de la cancha, y Djokovic se ha saboteado a sí mismo repetidamente en estas áreas”.

CNN se puso en contacto con el representante de Djokovic para pedirle comentarios antes del Abierto de Australia, pero no recibió respuesta.

Djokovic ganó su primer título del Grand Slam en el Abierto de Australia en 2008, tras lo cual tuvo que esperar tres años para su siguiente triunfo importante, de nuevo en el Abierto de Australia.

Los títulos de Grand Slam –11 en total– se sucedieron en el periodo de seis años entre 2011 y 2016, culminando con Djokovic reclamando el “Nole Slam” como campeón defensor de los cuatro torneos de Grand Slam al mismo tiempo.

Pero una lesión en el codo en 2017 descarriló el progreso de Djokovic. Su falta de voluntad inicial para someterse a la cirugía frustró a su exentrenador Andre Agassi, quien dijo a The Guardian que pensaba que Djokovic había esperado que su codo “sanara naturalmente, holísticamente”.

Djokovic finalmente optó por la cirugía a principios de 2018 y regresó a la cancha unos meses más tarde, pero fue un revés que casi lo llevó a dejar el tenis por completo.

“Hacer la cirugía iba en contra de sus valores fundamentales”, dijo su esposa Jelena a CNN en 2019. “Fue realmente enorme, es como si enterrara una parte de él con esa decisión. Dijo: ‘He terminado, no voy a jugar más al tenis, he perdido esto, ya no me divierto, esto es todo'”.

Desde aquella operación de codo, Djokovic ganó ocho títulos de Grand Slam en un periodo de cuatro años, llegando a igualar el récord de Federer y Nadal en Wimbledon el año pasado.

Muchos consideran que es solo cuestión de tiempo que se haga con el récord y se establezca como el mejor jugador de la historia del tenis masculino, un titán en la cancha con un legado complicado y controvertido fuera de ella.

Christina Macfarlane, Don Riddell, Ben Church y Hannah Ritchie, de CNN, contribuyeron a este reportaje. Novak Djokovic